Publicidad
Monográficos · 25 de Noviembre de 2022. 12:25h.

Pere Navarro asume la presidencia de BCL

Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL) celebró ayer jueves 24 de noviembre su Asamblea General en la que, además de tratar otros asuntos, se procedió a la elección de la presidencia del nuevo Comité Ejecutivo y sus correspondientes órganos de gobierno.

Al haberse presentado una única candidatura del Consorci de la Zona Franca de Barcelona, se elegió automáticamente el nuevo Comité Ejecutivo que va a estar encabezado por Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, y que presidirá la entidad durante un período de dos años, sustituyendo en el cargo a Damià Calvet, presidente del Port de Barcelona, que pasará a ocupar una de las tres vicepresidencias.

Al frente de las otras dos vicepresidencias van a estar Pau Solanilla, comisionado de promoción de ciudad del Ayuntamiento de Barcelona; y Enric Ticó, presidente de Cimalsa.

Una vez presentada y aprobada su candidatura, Pere Navarro destacó que BCL “es un instrumento muy potente porque reivindica la relación público-privada en el sector de la logística”, añadiendo que “BCL es una marca que tiene que crecer para ser un referente a nivel, incluso, internacional”. A partir de aquí, “todas las necesidades, expectativas y propuestas de los socios de BCL tienen que llegar al Comité Ejecutivo y a la presidencia de la entidad para poder seguir orientados a dar servicio a los asociados”. Asimismo, indicó que “vamos a establecer una serie de prioridades en cada una de las comisiones de trabajo, con una agenda concreta”. Los objetivos marcados “tendrían que materializarse en 2024, año en que BCL celebrará su 30 aniversario”.

Por su parte, Damià Calvet, también puso de manifiesto que “una de las principales virtudes de BCL es que aglutina a la parte institucional y a la empresa privada, con un perfecto encaje”. Por ello, “todas las iniciativas de la entidad suman y tenemos que seguir reivindicando la logística porque detrás de esta actividad hay empresas y personas”.

Tanto el presidente saliente como el entrante destacaron “la perfecta sintonía” que ha habido entre el Port de Barcelona y el Consorci de la Zona Franca de Barcelona a la hora de sumar esfuerzos y trabajar en las distintas áreas de actuación de Barcelona-Catalunya Centre Logístic.

Durante la Asamblea también se trataron y expusieron otros temas, como, por un lado, la presentación de la Estrategia ODS en el sector de la logística y la Declaración de impulso a la Agenda 2030 y los ODS en la logística; y, por otro, la presentación del Cuaderno de Infraestructuras, elaborado por la presidencia (Cambra de Comerç de Barcelona) y la secretaría (Barcelona Regional) de la Comisión de Infraestructuras de BCL, y que es un documento de análisis y propuestas para las infraestructuras de logística y transporte.

Los objetivos de Barcelona-Catalunya Centre Logístic son conseguir una mejora competitiva del sistema logístico en Catalunya y el progreso de un sistema logístico equilibrado entre el desarrollo económico, el ambiental y el social.

Para ello, BCL da soporte a la implantación de nuevos modelos productivos en Catalunya, especialmente a aquellos relacionados con la Industria 4.0, además de facilitar modelos de inversión público-privados que estén orientados a la creación de nuevos puestos de trabajo en condiciones socialmente sostenibles.

Actualmente, las comisiones y grupos de trabajo de BCL son: Infraestructuras y Servicios del transporte, Carga aérea, Seguridad logística, Mesa de Formación y Ocupación, Logistics Green Deal, Logistics Innovation Hub, ODS, y Promoción económica y suelo logístico.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Marc de Vich, Vich, 27/11/2022 - 15:10

Un caso más de puertas giratorias. El puerto de Barcelona es el numero 77 a nivel mundial en movimiento de contenedores y el cuarto a nivel español, justo la mitad que el de Algeciras, al nivel Mediterráneo y europeo, su situación es más que complicada, Francia, teniendo como puerto de referencia Marsella, nunca tolerara el corredor, no y no