Publicidad
Monográficos · 30 de Octubre de 2018. 16:47h.

La Diputación de Barcelona ayuda a reducir un 18% las facturas de luz, agua y gas de las familias vulnerables de 212 municipios

La Diputación de Barcelona tiene como reto de mandato 2016-2019 "fomentar políticas sociales orientadas a la cohesión y la reducción de las desigualdades". En este marco, ha desplegado el Plan de choque contra la pobreza, para garantizar las necesidades básicas de la población y sus derechos sociales en materia de alimentación, vivienda y suministros básicos.
 
Programa de Auditorías e intervención a las viviendas en situación de pobreza energética

Con el objetivo de apoyar a los ayuntamientos de la demarcación de Barcelona en las acciones preventivas contra la pobreza energética, la Diputación de Barcelona ofrece desde marzo de 2017 el programa Auditorías e intervención a las viviendas en situación de pobreza energética. Se trata de una actuación transversal que impulsan los ámbitos de Bienestar Social, Medio Ambiente y Vivienda de la corporación.
 
El programa ofrece a los ayuntamientos acciones para mejorar la eficiencia energética de las viviendas en situación de pobreza energética, reducir los gastos de estos hogares en suministros básicos (electricidad, agua y gas) y mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad social.
 
Según explica la vicepresidenta segunda y responsable del Área de Atención a las Personas, Meritxell Budó, «Son los ayuntamientos los que se ponen en contacto con la Diputación para solicitar las auditorías. Son casos de vulnerabilidad que ya se han detectado a través de los servicios sociales municipales ». Budó añade que «Los datos que recogemos nos permiten afrontar nuevos retos de futuro. Por ello, nuestro compromiso es seguir trabajando en esta línea y poder hacer una cirugía más precisa con los datos obtenidos ».
 
Materiales y apoyo a responsables y profesionales de Servicios Sociales

La Diputación de Barcelona, con la Asociación Catalana de Municipios y la Federación de Municipios de Cataluña, ha elaborado guías de apoyo dirigidas a los ayuntamientos para la implementación del Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, que regula la figura consumidor vulnerable, el Bono Social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía.
 
Se ha editado un documento de "Medidas de protección a la persona consumidora vulnerable de energía", dirigido a responsables políticos y técnicos de servicios sociales que ayuda a valorar la situación actual y el papel de los servicios sociales municipales en el desarrollo del Real Decreto 897/2017. También se ha editado una segunda publicación sobre el "Bono social eléctrico. Guía para el acompañamiento de los profesionales de servicios sociales ", dirigida a los profesionales de servicios sociales con el objetivo de ofrecer información sobre el nuevo procedimiento y tramitación del Bono Social.

Este material se ha puesto a disposición de los entes locales en formato electrónico y se va adaptando permanentemente a las modificaciones legales y de protocolos. También se acompaña de sesiones formativas en el territorio.
 
Oficinas Municipales de Atención al Consumidor y Unidades Móviles

La Diputación de Barcelona, a través de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) y de las Unidades Móviles de Información al Consumidor (UMIC) que se desplazan a los municipios, ofrece información a la ciudadanía sobre la tramitación del Bono Social. También se da formación y capacitación a los técnicos municipales de consumo sobre este ámbito.
 
Apoyo económico a los municipios para la cobertura de las necesidades básicas y la inclusión social

De un total de 45 millones de euros destinados a los proyectos de Bienestar Social, la Diputación de Barcelona destina 11 millones de euros anuales a los municipios de la demarcación de Barcelona para la prestación de Servicios Sociales Básicos y 15 millones de euros en el marco del programa complementario para la cobertura de necesidades sociales básicas, como los suministros de agua, luz y gas. El resto se destina a programas como la Teleasistencia, el Servicio de Intermediación en Deudas de la Vivienda, entre muchos otros, así como al apoyo a entidades del tercer sector social.
 
En definitiva, actuaciones y medidas de la Diputación de Barcelona que se avienen con el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, número 1: "poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo ".
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad