Publicidad
Monográficos · 3 de Marzo de 2019. 19:42h.

Apuesta por la riqueza y el equilibrio territorial de las comarcas barcelonesas

Rupit desde el Mirador de la Palomera

Conectar las personas con las oportunidades de futuro. Este ha sido uno de los pilares fundamentales de la acción llevada a cabo por la Diputación de Barcelona durante estos cuatro años.

Así, a lo largo del mandato, se ha mantenido la voluntad de fortalecer la capacidad de los gobiernos locales, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población; al tiempo que también se ha trabajado para fomentar el progreso y el equilibrio territorial de Cataluña. Todo ello sin olvidar lo que define el ADN de la Diputación: ser un elemento esencial para los gobiernos locales de la demarcación, respetando la autonomía local y potenciando el trabajo en red.

Para desarrollar esta tarea, la Diputación de Barcelona ha trabajado en un conjunto de 13 proyectos estratégicos, ideados para conectar con las personas, la eficiencia, la sostenibilidad y la tecnología.

Creación de puestos de trabajo

A lo largo de estos cuatro años, la Diputación de Barcelona ha apostado por el territorio como un elemento de generación de riqueza y creación de puestos de trabajo. En este sentido, también ha potenciado la calidad y el impacto de los planes locales de empleo, destinando más de 110 millones de euros, y ha puesto los recursos al servicio del empleo de los colectivos más vulnerables.

También destaca la voluntad, por parte de la Diputación de Barcelona, para transformar los polígonos industriales de la demarcación, para hacer crecer las empresas que se ubican y crear nuevos puestos de trabajo, consiguiendo, de paso, incrementar el PIB industrial catalán. Este plan, dotado con 30 millones de euros, financia inversiones de gran impacto en los polígonos de actividad económica de la demarcación.

La Diputación de Barcelona, por la creación de puestos de trabajo

poligon.jpg

Equilibrio territorial

La apuesta de conectar las personas con las oportunidades de futuro también pasa por llevar a cabo una serie de acciones que aseguren el equilibrio territorial del territorio. Para hacerlo posible, la Diputación ha llevado a cabo las obras necesarias para facilitar el despliegue de la fibra óptica en el territorio, a través de 252 km de carreteras de titularidad propia. De estas actuaciones se han beneficiado 55 municipios y 1874.540 habitantes potenciales.

Finalmente, y bajo la premisa de apostar por una administración local que tenga garantizadas la autonomía y la suficiencia financiera, la Diputación de Barcelona ha invertido 30 millones de euros para que se puedan realizar inversiones en equipamientos, infraestructuras y bienes locales, tanto en inversión como de mantenimiento, reparación y conservación.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad