Monográficos · 17 de Junio de 2012. 12:04h.

Objetivo: ayudar a los discapacitados

El programa busca la accesibilidad en los transportes

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha dos pogramas con el objetivo de la ayuda a los discapacitados. Uno, dirigido a lograr su inserción laboral, mientras que el segundo está dedicado a que puedan tener acceso a toda la oferta deportiva que ofrece la ciudad.

Objetivo: ayudar a los discapacitados

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha dos pogramas con el objetivo de la ayuda a los discapacitados. Uno, dirigido a lograr su inserción laboral, mientras que el segundo está dedicado a que puedan tener acceso a toda la oferta deportiva que ofrece la ciudad.

Así, en el primer caso, la concejal de Familia, Infancia, Empleo del Tiempo y Discapacitados, Irma Rognoni, ha propiciado la creación de una mesa específica para explorar vías que aseguren la inserción laboral de discapacitados, prioritariamente en la empresa ordinaria, y en segundo lugar a los Centros Especiales de Trabajo (CET). El consistorio prevé que la suma de los contratos municipales a empresas de inserción ya CET supere, en el año 2012, los ocho millones de euros.

Rognoni, se ha reunido con las entidades más representativas de personas con discapacidad para abordar la situación generada por la decisión del Gobierno del Estado de reducir su aportación a los programas de inserción laboral del colectivo. La concejal se ha comprometido a constituir la mesa conjunta y ha reafirmado el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de seguir apostando por la aplicación de cláusulas sociales en los contratos que firma el consistorio.

Esta cláusula implica la reserva de determinados contratos administrativos de obras, suministros o servicios para centros de inserción laboral de personas con discapacidad, empresas de inserción sociolaboral y entidades de integración laboral y / o social de personas con riesgo de exclusión social. La mesa también hará seguimiento del cumplimiento de la cuota de reserva de puestos de trabajo al colectivo en el ámbito privado, tal como establece actualmente la normativa estatal vigente para empresas de más de 50 empleados.

Asesoramiento laboral

Por otra parte, Rognoni también ha ofrecido a las entidades todos los servicios de que dispone el consistorio para el asesoramiento laboral para el colectivo, un servicio que se hace desde el Equipo de Asesoramiento Laboral (EAL) del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad.

Éste es un servicio especializado en la inserción laboral de las personas con discapacidad en el mercado laboral ordinario, que realiza la acogida y la valoración de las actuaciones a desarrollar en función de las necesidades detectadas en las entrevistas personales. Durante 2011, el EAL elaboró un total de 393 valoraciones y orientaciones y se consiguieron 203 contratos.

El gobierno municipal se propone incrementar el importe destinado a la contratación de entidades que trabajan en la integración laboral de este colectivo. En este sentido, en el ejercicio de 2011, la suma de contratos del Ayuntamiento de Barcelona a empresas de inserción ya Centros Especiales de Empleo (CEE) fue de más de 7,55 millones de euros. El objetivo fijado para 2012 es que esta cifra alcance los ocho millones de euros, un 5,9% más.

Además, está previsto impulsar las cláusulas sociales de contratación, ampliándolas más allá de las establecidas por ley, una tarea que se está llevando a cabo mediante unn diálogo abierto con las entidades del tercer sector.

48 Centros Especiales de Trabajo

En Barcelona hay, en la actualidad, 48 Centros Especiales de Trabajo. Aunque su gestión depende del Departamento de Empresa y Empleo de la Generalitat de Catalunya, el consistorio ha colaborado mediante la cesión de solares y pabellones para la creación de estos centros.

La cesión también se ha hecho para su mejora o reubicación. Un ejemplo de esta colaboración es la cesión a la entidad L'Olivera de la finca municipal de Can Calopa, donde se llevan a cabo trabajos de cultivo de viñas.

También se ha impulsado la participación de los CET's en grupos de trabajo de la Red de Inserción Sociolaboral, en el marco del Acuerdo Ciudadano para una Barcelona Inclusiva.

Accesibilidad de la oferta deportiva

Respecto al segundo programa de ayuda, el Ayuntamiento de Barcelona impulsará una medida para normalizar la práctica de toda la oferta físico-deportiva que se realiza en la ciudad a personas con discapacidad.

La iniciativa 'El Deporte Incluye' busca facilitar al máximo la práctica de los deportes a las personas con discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales bajo la premisa de que se hará más efectiva "una sociedad normalizada, inclusiva y saludable".

De esta manera, se quiere incentivar la inclusión de las personas con discapacidad en la práctica físico-deportiva ofrecida por centros deportivos municipales próximos a su entorno social y familiar, así como en aquella que se ofrece en horario lectivo y en el deporte organizado, de manera que ningún colectivo quede excluido.

El Instituto Barcelona Esports (IBE) y el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMD) han diseñado un programa que se aplicará de forma transversal respecto al resto de programas que desarrolle el consistorio, para que todas las instalaciones municipales deportivas sean de uso para todas las personas, sea cual sea su condición física o psíquica.

"Un referent de ciutat accessible"

Segons la tinent d’alcalde de Qualitat de Vida, Igualtat i Esports, Maite Fandos, “Barcelona ja és un referent de ciutat accessible. Ara ho ha de ser en l’àmbit de l’esport accessible. Per això, volem crear un espai esportiu inclusiu”.

Fandos considera que “és una manera de concebre tant la pràctica d’activitat física com la funció social de la instal·lació esportiva, que tendeix a generar capital social i que, des d’un plantejament comunitari, reconeix la diversitat i no pretén assimilar-la”.

Amb aquest objectiu, l’Ajuntament de Barcelona treballarà perquè tots els centres esportius municipals assegurin l’obertura de totes les seves activitats esportives al col·lectiu de persones amb discapacitat, i perquè es prioritzi la pràctica de l’esport de les persones discapacitades en grups convencionals que ja estiguin actius.

Un protocolo específico

Para que esto sea posible, el consistorio trabajará conjuntamente con los gestores de los equipamientos para promover la figura del monitor de apoyo docente y de auxiliares de apoyo en el vestuario, para aquellos usuarios y usuarias con dificultades de autonomía. Además, se hará extensivo un protocolo de atención a las personas con discapacidad, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio y asegurar el trabajo en equipo, y se asegurará de que la instalación cuenta con material adaptado.

Sin embargo, en paralelo, también se trabajará en la creación de grupos específicos cuando la modalidad de la práctica deportiva y el grado de discapacidad o de autonomía dificulten el proceso de inclusión. Esto se hará a través de programas a medida de las solicitudes de este sector social, considerando la práctica del deporte adaptado como un recurso de alto valor cultural, que permite una mejor calidad de vida. Asimismo, está previsto editar una guía de accesibilidad, de material y de ayudas técnicas para los centros deportivos municipales, para que se garantice el cumplimiento de la normativa de accesibilidad y de uso.

Los objetivos de la medidas son fomentar la práctica de actividad físico-deportiva de las personas con discapacidad, de manera que puedan hacerlo en igualdad de condiciones con el resto de población.

También en los eventos deportivos de la ciudad

El programa también se ha fijado como objetivo promover la inclusión de los deportistas con discapacidad en todos los eventos deportivos convencionales de la ciudad, y fomentar la visibilidad de eventos de deporte adaptado en los Trofeos Ciudad de Barcelona, tanto en el ámbito de competición como en el de exhibición.

Esta tarea, que se llevará a cabo con la colaboración de las Federaciones Deportivas Catalanas de Deporte Adaptado, permitirá también dar una respuesta organizativa adecuada a las necesidades y demandas de los deportistas con discapacidades para facilitar el acceso a la competición, como la reserva de aparcamientos en lugares cercanos, etc ... En cuanto al espacio público habilitado para la práctica deportiva, la medida prevé velar por su accesibilidad, adaptando los circuitos deportivos de la ciudad y facilitando el acceso a los grandes parques, playas y otros espacios naturales.

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado un presupuesto de 256.500 euros para implementar esta medida. Este presupuesto incluye tanto el apoyo a personas con discapacidad, como la formación y asesoramiento de monitores, la coordinación del programa, la edición de materiales, y los acuerdos para subvenciones y convenios con diferentes entidades que prestan servicios y realizan actividades con personas con discapacitados. A esta inversión habrá que sumar la que fije el Plan de Inversiones Municipal para ir haciendo accesibles todos los equipamientos municipales deportivos.

Los discapacitados podrán acceder al Metro

0 Comentarios