Monográficos · 28 de Septiembre de 2017. 16:53h.

L’ACNUR i la Fundació Bancària ”la Caixa” llancen un projecte innovador per millorar les condicions dels refugiats

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, y el director general de la Fundació Bancària ”la Caixa”, Jaume Giró

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, y el director general de la Fundación Bancaria "la Caixa", Jaume Giró, han presentado hoy un nuevo proyecto, MOM: Plan de Innovación para la nutrición Infantil. Con una aportación de un millón de euros, tiene como objetivo reducir la mortalidad infantil en los campos de refugiados de Etiopía a través de la mejora tanto de las condiciones nutricionales de los niños menores de 5 años, como los hábitos diarios y los conocimientos de salud y cuidado de las madres.

En los últimos quince años, el ACNUR ha tenido el apoyo de la Fundación Bancaria "la Caixa" en 14 proyectos en Sudán del Sur, Chad, Siria y países vecinos, y Etiopía, entre otros, hasta convertirse en uno de sus aliados estratégicos más significantes. Gracias a la contribución económica de 2,5 millones del grupo, casi un millón de refugiados han podido beneficiarse de proyectos de educación, mejora nutricional y asistencia en emergencias. La implicación del grupo en la situación por la que pasan los refugiados, especialmente en situaciones de emergencias a las que la organización enfrenta, es ejemplar, involucrando en todo momento su comunidad con campañas de sensibilización que dan voz a los refugiados.

Se calcula que el 80% de la población refugiada son mujeres y niños. Por ello, el ACNUR y la Fundación Bancaria "la Caixa" se han propuesto abordar uno de los problemas más graves a los que se enfrentan cuando llegan a los campos de refugiados: la malnutrición infantil.

En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), el Global Nutrition Report del 2016 afirma que la desnutrición afecta a uno de cada tres seres humanos. Esta cifra se multiplica en situaciones de emergencia, lo que hace que las tasas de mortalidad puedan llegar a ser hasta 70 veces superiores. Más concretamente, en el caso de los niños menores de 5 años, los factores relacionados con la nutrición son los que contribuyen a cerca del 45% de las muertes hasta esa edad.

Precisamente, la nutrición en los primeros 1.000 días de un niño, desde su concepción hasta los 2 años, tiene consecuencias duraderas e irreversibles para toda su vida. Por ello, y después de una década en la que las dos instituciones han trabajado juntas en diferentes proyectos, ACNUR y la Fundación Bancaria "la Caixa" se vuelven a unir para atender madres embarazadas y bebés. La innovación del proyecto MOM responde a dos aspectos: el tecnológico y el metodológico.

Desde el punto de vista tecnológico, se combinan diferentes aplicaciones, como por ejemplo la puesta en marcha de un registro digital de los refugiados, que mejora la rapidez en la distribución de alimentos entre las mujeres y los niños.

En cuanto a la metodología, el proyecto es innovador por prestar una atención integral a todos los aspectos que influyen en la salud y la alimentación del niño. Así, con la nutrición como pilar básico, se da respuesta al conjunto de necesidades, para mejorar sus vidas y ayudarles a ser autosuficientes.

«La salud global es una de las prioridades principales en cooperación internacional para la Fundación Bancaria" la Caixa ". Como sociedad, no nos podemos permitir las consecuencias irreversibles de la malnutrición en edades tempranas: privar a los niños del acceso a una alimentación suficiente y adecuada impide un desarrollo completo, físico y emocional, y los deja en riesgo de exclusión resto de su vida. Y las personas refugiadas son las más vulnerables. La malnutrición es previsible y se debe tratar de manera integral », dijo Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria" la Caixa ".

Por su lado, Filippo Grandi ha añadido: "Gracias a la colaboración con la Fundación Bancaria" la Caixa ", ACNUR podrá salvar las vidas de muchos más niños refugiados y mujeres en Etiopía con intervenciones nutritivas que darán a los más pequeños, y también más vulnerables, un mejor inicio de sus vidas ".

Las causas de la desnutrición infantil no son sólo la falta de comida, sino que responden a muchos otros factores, como las malas condiciones higiénicas, la falta de refugio adecuado, la falta de agua potable, etc.

Para poder dar respuesta a esta realidad, MOM tiene un enfoque innovador, multisectorial, que no sólo da respuesta a la falta de alimento, sino que también integra en la respuesta el acceso a la salud ya un refugio digno, la mejora de la higiene, el acceso a la energía, la integración en la comunidad, y lo más importante, la formación de las madres en prácticas nutricionales adecuadas y la disponibilidad de un espacio donde puedan expresar sus traumas por las situaciones vividas y cuidar los sus hijos. Este enfoque da nuevo valor a la mujer y se centra más en la prevención que en la curación.

Puesta en marcha en Etiopía

El ACNUR y la Fundación Bancaria "la Caixa" trabajan en los países que acogen más refugiados, dándoles todo lo necesario para que puedan reiniciar sus vidas y tengan un futuro. Por eso esta alianza comienza implementándose en Etiopía, el segundo país con más refugiados en África, que acoge a personas que huyen de guerras y hambre como las de Sudán del Sur y Somalia.

Etiopía, como toda la región del Cuerno de África, actualmente sufre las consecuencias de una de las peores sequías en décadas. El 70% de los refugiados de los 840.000 que hay en el país viven en áreas afectadas por esta emergencia humanitaria. Este hecho, sumado a los recortes de comida por la falta de fondos, ha provocado que los refugiados tengan una dieta muy poco variada y que consuman sólo la mitad de kilocalorías que una persona en Europa.

Para poder revertir esta situación y luchar contra la malnutrición infantil, el proyecto se concentrará en:

    • Llevar a cabo por primera vez prácticas apropiadas de nutrición infantil en un contexto de emergencia (poniendo en el centro de todo los niños y trabajando conjuntamente con otros sectores como la salud, el agua y el saneamiento, el refugio, etc.).

    • Conocer la situación nutricional de la población, a través de técnicas de monitorización y evaluación de la situación nutricional.

    • Tratar los casos de malnutrición aguda severa, a través de tratamientos de choque con alimentos terapéuticos, como el Plumpy Nut, los sobres a base de papillas de maní, con todos los nutrientes que necesita un niño menor de 5 años.

    • Implicar a las madres en la detección temprana de la malnutrición, formándose las y apoderándose las como primer referente de salud en la comunidad.

    • Poner en marcha una solución tecnológica que digitaliza la gestión de datos para incrementar la eficiencia. La solución tecnológica Last Mile Mobile Solution (lmms) combina aplicaciones de software con hardware personalizado para digitalizar y simplificar procesos de recogida remota de datos, administración de beneficiarios, distribución de productos y generación de informes.

    • Promocionar la gestión comunitaria de la malnutrición aguda, porque en los lugares donde la hospitalización no siempre es posible se pueda facilitar atención terapéutica a niños con malnutrición como pacientes ambulatorios.

    • Reforzar las capacidades de la unidad de nutrición del ACNUR a escala internacional para mejorar, monitorizar y evaluar la metodología de prácticas apropiadas de nutrición infantil en un contexto de emergencia.

El ACNUR considera crucial la alianza con la Fundación Bancaria "la Caixa" para poner en marcha esta metodología innovadora e inclusiva, con vistas a aplicarla a Etiopía en un contexto de emergencia y, posteriormente, extenderla a otras operaciones humanitarias.

Sobre la Fundación Bancaria "la Caixa"

En un momento en que se han alcanzado cifras récord de desplazamiento en el mundo, la Fundación Bancaria "la Caixa" se compromete con las víctimas de conflictos armados a través de dos nuevas alianzas, con el ACNUR y, paralelamente, también con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Con una dotación de un millón de euros, la Fundación Bancaria "la Caixa" es uno de los socios iniciales para la creación y puesta en marcha de tres centros de rehabilitación física en Nigeria, Mali y República Democrática del Congo, en una alianza con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Por este motivo, el director general del CICR, Yves Daccord, ha recibido en su sede el director general de la Fundación Bancaria "la Caixa", Jaume Giró.

Además, el director general de la Fundación Bancaria "la Caixa" también se reunió en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el doctor Pedro Alonso, fundador del ISGlobal y director del Programa Mundial de Malaria de la OMS, que le mostró los avances de la iniciativa de "la Caixa" contra la malaria. Alonso es uno de los investigadores clave en la campaña Imprescindibles, recientemente lanzada por la Fundación Bancaria "la Caixa" para dar voz a los referentes en el campo de la investigación de excelencia que buscan respuesta a los grandes retos de la humanidad en temas de salud .

La Fundación Bancaria "la Caixa" es la fundación líder en España. Desde hace 100 años, la entidad invierte en desarrollo social, científico, de investigación y educación y en cultura. A escala internacional, es la tercera fundación en cuanto a volumen de activos y dedica su presupuesto anual de 510 millones de euros a promover el desarrollo social y la igualdad de oportunidades, con una atención especial a los col • lectivos más vulnerables .

Sobre el ACNUR

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) fue establecido el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El ACNUR salvaguarda los derechos y el bienestar de las personas refugiadas y apátridas. En más de 60 años, la agencia ha ayudado a decenas de millones de personas a rehacer sus vidas. El ACNUR está en primera línea de las grandes crisis humanitarias del mundo, como el noreste de Nigeria, Siria, Irak, la República Centroafricana, Afganistán, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.

0 Comentarios