Monográficos · 31 de Mayo de 2012. 23:18h.

Energía verde para el Parque del Montseny

787 personas han colabotado seis años en lo strabajos del programa

La Obra Social la Caixa y la Diputación de Barcelona han presentado, en el municipio de El Brull, el proyecto de valorización de biomasa para utilizarla como combustible de calderas y la instalación de una caldera dentro del Parque Natural del Montseny.

La Obra Social la Caixa y la Diputación de Barcelona han presentado, en el municipio de El Brull, el proyecto de valorización de biomasa para utilizarla como combustible de calderas y la instalación de una caldera dentro del Parque Natural del Montseny.

Esta iniciativa, que se enmarca dentro del convenio de colaboración entre la Obra Social la Caixa y la Diputación de Barcelona, ha permitido actuar en 16 hectáreas de bosque de los municipios de Aiguafreda, El Brull, Seva y Tagamanent, y se prevé ampliar la superficie a 36 hectáreas.

La Agrupación de Defensa Forestal

La caldera de biomasa instalada en el Brull utiliza astilla forestal procedente de la gestión silvícola de los bosques del entorno y cuenta con la participación activa de los propietarios que constituyen la Agrupación de Defensa Forestal (ADF) Montseny-Poniente.

La red de calor construida suministrará calefacción y agua caliente a varios edificios del municipio. La puesta en marcha de esta iniciativa disminuye el uso de los recursos fósiles, supone un ahorro energético importante, conlleva la reducción de las emisiones de CO2, crea empleo y contribuye a mejorar y aprovechar los bosques ya la autosuficiencia energética.

El director general de la Fundación la Caixa, Jaume Lanaspa, el diputado en funciones del Área de Espacios Naturales de la Diputación de Barcelona Josep Mayoral y el alcalde de El Brull, Ferran Teixidó han participado en la presentación de la instalación de la caldera de biomasa, que funciona gracias a la combustión de astillas y residuos de origen forestal procedentes de las fincas del Parque Natural del Montseny.

162.000 euros de inversión

La inversión en el proyecto por parte de la entidad financiera ha sido de más de 162.000 euros. El Plan de Obras y Servicios de Cataluña (POSC de la Generalitat) también colabora con una subvención de 70.000 euros, además de los 30.000 que aporta el Ayuntamiento de El Brull.

Antiguamente, los bosques del Montseny se explotaban intensamente como fuente de energía térmica. El carboneo -aprovechamiento de la madera para elaborar carbón- era una de las actividades forestales más extendidas, junto con el aprovechamiento de la madera para la construcción. Sin embargo, el cambio en los usos energéticos, la disminución del precio de la madera y el aumento de los costes de la mano de obra provocaron un abandono generalizado en la gestión de una gran parte de los bosques de Cataluña.

El uso de biomasa forestal para producir energía eléctrica, agua caliente y calefacción se estudia desde hace años y poco a poco se consolida a escala europea: constituye una fuente de energía renovable y genera una nueva oportunidad de negocio para recuperar la gestión forestal de los bosques.

Impulsar energías alternativas

La ADF Montseny Poniente ha planteado, con la colaboración de la Obra Social la Caixa, la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de El Brull, el uso energético térmico de biomasa tanto para fomentar la gestión de los bosques de su ámbito de trabajo como para impulsar el uso de energías alternativas en su territorio.

Para ello, se ha instalado en el Brull una caldera de biomasa que se alimenta de materia prima (astilla forestal) procedente de los recursos extraídos de los bosques del entorno y que suministrará calefacción y agua caliente a varios edificios del municipio a través de la construcción de una red de distribución de calor.

El proyecto, ejecutado en el marco del convenio de colaboración entre la Obra Social la Caixa y la Diputación de Barcelona, se ha hecho en dos fases. En la primera fase, se han llevado a cabo diferentes pruebas piloto de gestión forestal con varios objetivos: determinar los métodos más adecuados para cada tipo de bosque de la región, definir la metodología a seguir para producir astilla forestal de calidad y apta para el consumo en las calderas, calcular los rendimientos y los costes de los procesos de generación de la materia prima (astilla), y asesorar a la ADF en temas de venta del producto generado y búsqueda de mercado para vender los excedentes de astilla.

Primera fase: 16 hectáreas

La zona de actuación se distribuye entre los municipios que forman parte de la ADF Montseny Poniente: Aiguafreda, El Brull, Seva y Tagamanent. En total, en esta primera fase se ha actuado en 16 hectáreas, y se prevé trabajar en otras 20 para cubrir las necesidades de astilla de la caldera en un futuro inmediato.

En la segunda fase, se ha instalado en el municipio de El Brull una caldera de biomasa de 160 kW que consumirá una parte de la astilla elaborada. Esta caldera generará energía térmica para diversos edificios municipales a través de la red de distribución de calor construida, que llegará al Ayuntamiento, la iglesia, el punto de información del Parque Natural del Montseny y el futuro edificio donde se construirá la guardería municipal.

Varias empresas forestales y de servicios han llevado a cabo las actuaciones ejecutadas en las dos fases del proyecto, en las que ha participado el centro especial de trabajo Associació Sant Tomàs - PARMO Tac-Osona, que trabaja con personas con discapacidad intelectual. Cinco personas de este centro han llevado a cabo las diferentes tareas.

La Obra Social la Caixa, a través del convenio de colaboración con la Diputación de Barcelona, ha impulsado 288 proyectos de restauración, mejora de espacios y minimización de los efectos del cambio climático. Para llevar a cabo estas iniciativas se ha dado prioridad a la inserción de personas en riesgo de exclusión. En total, a lo largo de seis años 787 personas han trabajado en este programa, que promueve la mejora del medio ambiente y la integración sociolaboral de las personas con dificultades para acceder al mercado de trabajo.

Se utiliza biomasa forestal para la producción de energía eléctrica

0 Comentarios