Monográficos · 29 de Marzo de 2012. 20:20h.

El Parque de Collserola, accesible para todos

La información de la señalización del recorrido se ha adaptado al Braille

El Parque Natural de la Sierra de Collserola ya dispone de un itinerario accesible. Los servicios técnicos del parque han puesto en marcha el proyecto de accesibilidad universal con el fin de mejorar las oportunidades de acceso a las personas con discapacidad y velar por su participación en la identificación, la eliminación y la prevención de los obstáculos.

La mayoría de infraestructuras existentes en Collserola son anteriores a la legislación vigente en materia de accesibilidad, y por este motivo se ha tomado la iniciativa de remodelar y adecuar algunas instalaciones del parque para facilitar la accesibilidad a los usuarios, independientemente del grado de movilidad reducida o de disfunción sensorial que tengan.

Las obras realizadas son fruto del convenio de colaboración entre la Obra Social la Caixa y la Diputación de Barcelona, una alianza que comenzó en 2005 y que se acaba de renovar para el año 2012. Desde el inicio del programa, es decir en el período 2005-2012, la entidad financiera habrá destinado unos 20,5 millones de euros para conservar los espacios naturales y ayudar a la inserción de 994 personas en riesgo de exclusión. Concretamente, en Collserola ocho personas en riesgo de exclusión, de las empresas de reinserción social Can Cet y Trinijove, han participado en la construcción del itinerario inclusivo.

Jaime Lanaspa, director general de la Fundación la Caixa, y Joan Puigdollers, diputado de Espacios Naturales y Medio Ambiente de la Diputación de Barcelona, presentaron el itinerario de accesibilidad al Parque de Collserola, en el marco de la renovación del convenio de colaboración entre estas dos entidades. Este acuerdo se inició en el año 2005 y, gracias a los buenos resultados obtenidos, se prorroga un año más, con una inversión por parte de la entidad financiera de 1,5 millones de euros.

Un nuevo itinerario para la inclusión

La primera intervención para adaptar el itinerario se ha realizado en un camino que discurre por la hondonada que comunica la estación del apeadero de Vallvidrera de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya con la Font Nova. Esto permite a las personas con discapacidad física adentrarse en el bosque del parque accediendo con transporte público.

También se ha adaptado un segundo tramo que va desde Vil·la Joana (Museo Verdaguer) hasta la Taula dels Bisbes. Se trata de un recorrido de 0,9 km, completamente adaptado para personas invidentes y con un tramo de 0,5 km adaptado para personas con problemas de movilidad (el que va de la estación de tren en la fuente).

El pavimento del itinerario se ha hecho con un suelo estabilizado con tramos de tarima hecha de fibra de madera y materiales reciclados, naturales y ecológicos, adaptado para todo tipo de usuarios. Para las personas con deficiencias de visión, se han instalado barandillas y zócalos de acero galvanizado que sirven tanto de protección como de sistema de guía. La información de la señalización del recorrido se ha adaptado a la escritura Braille y, además de guiar al usuario, explica la vegetación propia de esta zona, el patrimonio arquitectónico y la fauna, al tiempo informa sobre el grado de accesibilidad de cada tramo.

La inversión total de la entidad financiera es de 208.767,88 euros. Con este presupuesto se ha construido el itinerario adaptado y se han llevado a cabo trabajos de mejora en el área de ocio de Santa Maria de Vallvidrera. Está previsto continuar adaptando las áreas de ocio, los miradores y otros espacios de afluencia, con plazas de aparcamiento reservadas y mesas adaptadas, y alargar el itinerario hasta el Centro de Información del Parque.

En la ejecución del proyecto, han intervenido personas de colectivos con riesgo de exclusión sociolaboral. Concretamente, han participado cinco trabajadores de la empresa Can Cet, centro especial de trabajo, y tres trabajadores de la Fundación Privada Trinijove, ambas entidades especializadas en personas con problemas de salud mental o discapacidades físicas.

En la pavimentación del firme del itinerario, ha participado Massachs Excavaciones, empresa especializada en pavimentos ecológicos integrados en el entorno natural, que ha utilizado materiales reciclados con un estabilizante natural sin resinas ni disolventes.

Una sólida alianza que se prorroga durante el 2012

El diputado de Espacios Naturales y Medio Ambiente de la Diputación de Barcelona, Joan Puigdollers, y el director general de la Fundación la Caixa, Jaume Lanaspa, han firmado la renovación del convenio de colaboración entre ambas entidades, que supone una inversión de 1, 5 millones de euros en un año por parte de la entidad financiera.

La Caixa y la Diputación de Barcelona renuevan así la alianza iniciada en 2005 para poner en marcha el programa de mejora de espacios naturales y favorecer el empleo de personas en riesgo de exclusión social. En los últimos seis años han participado en el programa 691 personas y han llevado a cabo 207 proyectos en la Red de Parques Naturales gestionados por la Diputación de Barcelona. Para hacer realidad todo esto, la Caixa ha destinado 20,5 millones de euros.

El nuevo acuerdo, además de Collserola, sigue desarrollando proyectos en los ámbitos prioritarios de los últimos años, como la restauración de áreas degradadas, la mejora forestal, la prevención de incendios y la recuperación de espacios fluviales y abiertos. Además, apuesta decididamente por nuevos programas de actuación, como la implantación de energías renovables. También prevé que cerca de 105 personas en riesgo de exclusión participen a lo largo de este año, de manera que se ejecutarán 11 proyectos más.

Actuaciones anteriores más destacadas del convenio

Las actuaciones anteriores más destacadas del convenio (2005-2011) son:

 - Reparación de 166 kms. de caminos para la prevención y la extinción de incendios.

- Creación y mantenimiento de 574 has. de franjas y secciones de servicio, a ambos lados de 248 kms. de caminos.

- Realización de trabajos forestales de mejora en 884 has. de bosques.

- Mejora de la regeneración natural de roble y encina en 545 has. quemadas.

- Plantación de 147.000 árboles para la reforestación de 175 has. de bosques quemados que no se regeneraban de forma natural.

- Ejecución de 18 proyectos para la mejora de 38 kms. de espacios fluviales y bosques de ribera.

- Recuperación y mejora de 189 has. de pastos y espacios abiertos.

- Restauración de 15 zonas afectadas por impactos importantes (vertederos, minas abandonadas, efectos de vientos, derribo de edificaciones no legalizadas ...), con una superficie recuperada de 115 has.

- Ejecución de trabajos de mejora y accesibilidad en 64 espacios públicos y de ocio (áreas de ocio, aparcamientos ...).

- Restauración, señalización y mejora de 27 itinerarios y caminos  dentro de los parques.

- Realización de 8 itinerarios adaptados para personas con problemas de movilidad.

Clasificación de los proyectos por tipologías


- Mejora de hábitats forestales: 46.

- Ordenación del uso público (itinerarios adaptados, señalización, restauración de fuentes ...): 44.

- Prevención de incendios forestales: 21.

- Restauración de áreas degradadas: 16.

- Restauración de zonas quemadas: 18.

- Mejora de bosques de ribera y zonas húmedas: 18.

- Recuperación de espacios abiertos y agrícolas, y mejora de hábitats para la fauna: 21.

- Arreglo de infraestructuras y servicios: 13.

- Restauración de paisaje agrario: 9.

- Potenciación de energías renovables: 1.

- Total: 207.

La vertiente social del convenio

Durante los siete primeros años (2005-2011), han participado en el convenio 20 entidades de inserción social, distribuidas entre 8 empresas de inserción y 12 centros especiales de trabajo. Asimismo, la ejecución de los proyectos incluidos en el convenio ha puesto de manifiesto dos realidades importantes: la consolidación de las empresas de inserción y centros especiales de trabajo en el sector medioambiental, y el buen resultado de las colaboraciones impulsadas entre entidades sociales y empresas especializadas.

Esta especialización y las colaboraciones entre empresas han permitido un incremento de participación de las entidades sociales, lo que ha significado que un número más elevado de personas con dificultades de inserción sociolaboral hayan participado en el programa. Se calcula que, una vez terminados los trabajos de los años 2005-2011, habrán participado 889 personas.

También se explica con escritura Braille el grado de accesibilidad

0 Comentarios