Monográficos · 20 de Junio de 2012. 23:09h.

Barcelona, por las políticas sociales

Imagen del programa municipal de Barcelona 'Comidas en Compañía'

La teniente de alcalde del Área de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, Maite Fandos, ha realizado la tradicional conferencia en el Fórum Social Pere Tarrés, bajo el título Los Retos Sociales de Barcelona, en la cual ha expuesto los ejes de las políticas sociales del Ayuntamiento ante los representantes de diferentes entidades sociales.

Barcelona, por las políticas sociales

La teniente de alcalde del Área de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, Maite Fandos, ha realizado la tradicional conferencia en el Fórum Social Pere Tarrés, bajo el título Los Retos Sociales de Barcelona, en la cual ha expuesto los ejes de las políticas sociales del Ayuntamiento ante los representantes de diferentes entidades sociales.

Fandos ha destacado que "Barcelona es la capital de Catalunya y debe ejercer como tal en todas aquellas políticas que respondan a las necesidades de las personas más vulnerables, sobre todo en unas situaciones económicas como las que estamos viviendo, que provocan una necesidad creciente de atención social".

Ha añadido que "por este motivo, el Ayuntamiento ha incrementado notablemente los presupuestos destinados a las políticas sociales, ya que entendemos que la calidad de vida de las personas y la reactivación económica son los dos objetivos básicos de nuestro gobierno". También ha destacado que "debemos dejar de hablar de gasto social y empezar a hablar de inversión social".

"Generadoras de riqueza"

"Las políticas sociales", ha afirmado la concejal del Área de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes, "son generadoras de riqueza en sí mismas. También, como ayuntamiento, una de nuestras prioridades pasa por revisar los procesos administrativos, incrementando los fondos de reserva social y aplicando las cláusulas sociales en la contratación".

Fandos ha desgranado todas aquellas nuevas políticas que se llevarán a cabo para conseguir una Barcelona "más justa con las personas", empezando por el aumento del presupuesto destinado a las personas vulnerables (comedores, centros de día, centros integrales residenciales, etc), como por ejemplo el incremento en un 60% del presupuesto destinado a los comedores sociales, que "nos permitirá abrir 473 plazas nuevas de comedores sociales para cubrir las necesidades existentes", ha explicado.

Asimismo, ha recordado que "el Ayuntamiento de Barcelona quiere dar respuesta social de la mano de las entidades que trabajan en este ámbito, y no podemos dejar de reconocer el gran trabajo de las entidades del tercer sector: el que han hecho, el que hacen y el que harán".

Emergencias sociales

Ha dicho que una de las nuevas partidas es "la que hemos dotado con dos millones de euros, dirigida a cualquier necesidad emergente derivada de la actual situación de crisis actual, y que hemos marcado como prioritaria". En esta línea de actuación, el Área de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes ha presentado la creación del nuevo Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona.

Este centro tendrá un espacio de acogida y alojamiento específico y espacios adaptados para familias con niños, y se regularán las actuaciones de este servicio con personas de otros municipios para dotarlo de proyección metropolitana.

También ha explicado el proyecto del Centro Temporal de Acogida Familiar, un nuevo equipamiento en la ciudad que permita ofrecer de forma temporal pequeños espacios unifamiliares a familias con menores o a personas solas vulnerables que hayan sufrido un desahucio u otras circunstancias graves, y que no dispongan de una red familiar o social que les puedan facilitar un techo de manera inmediata.

Atención a los adolescentes

La teniente de alcalde ha destacado la importancia de la atención a los adolescentes, entendiendo que en esta etapa de la vida se pueden encontrar en situaciones que "requieren respuestas complejas". Por este motivo, el Área de Calidad de Vida plantea la creación de un espacio destinado a acoger adolescentes y su entorno familiar, en el que puedan encontrar respuesta a situaciones complejas. Para esto,  "nos hace falta un espacio para trabajar con los adolescentes y el su entorno".

Otro de los retos de este gobierno municipal es aumentar la atención hacia todas las personas que viven solas a través del Servicio de Atención Domiciliaria, que ha visto aumentado su presupuesto en más del 12%, incremento que supone una inversión de 53 millones de euros, y el de Teleasistencia, con un incremento del más del 40%.

La pobreza infantil es otro fenómeno que hay que combatir. Fandos ha reiterado la importancia de potenciar determinados servicios municipales como los servicios de la Red de Centros Abiertos, los centros infantiles, los Equipos de Atención a la Infancia y la Adolescencia (EAIA) y el Servicio de Familias Colaboradoras, y eso quiere decir "incrementar estos servicios para atender más niños y dedicar más esfuerzos a paliar la pobreza infantil".

Tres nuevos comedores

Antes de finalizar su intervención, Fandos ha dicho que debemos "reforzar la sociedad del bienestar, dando más protagonismo a las personas y a las entidades sociales, así como dar más valor al servicio a la comunidad para construir una ciudad más cohesionada y solidaria".

Maite Fandos, ha anunciado un incremento, en un 35%, del presupuesto destinado al programa Comidas en Compañía, con lo que se prevé que durante 2012 puedan abrirse tres nuevos comedores en la ciudad para ofrecer este servicio diurno. El servicio está destinado a personas mayores de 65 años que requieren apoyo para cubrir las necesidades de una alimentación adecuada, además de facilitarles un espacio de relación, creando vínculos de amistad y de conexión con su entorno.

Ha recordado que "esta iniciativa tiene un impacto muy positivo entre las personas mayores, no sólo por el aspecto del refuerzo en su alimentación, sino sobre todo porque les permite tener una relación con su entorno, que hace que mejore mucho su calidad de vida y se minimice el riesgo de aislamiento de este colectivo, especialmente vulnerable".

Más de 145.000 comidas

Así, el presupuesto destinado a este servicio se incrementará hasta alcanzar los 1,54 millones de euros. En el año 2011, este servicio tuvo un coste de 1,13 millones de euros. Esta dotación económica permitirá abrir tres nuevos comedores en equipamientos ya existentes de Barcelona.
 
Con esta ampliación, Barcelona incrementará en 97 plazas este servicio, para acoger toda la demanda del programa. Así, de 746 plazas existentes en la actualidad, se pasará a 843 plazas, repartidas por los equipamientos de todos los distritos de la ciudad.

Este servicio dio un total de 145.430 comidas durante todo el año pasado. La previsión para 2012 es que se puedan servir 175.000. El programa tiene estipulado un precio público que varía en función de la renta del usuario, y que va de los 0,50 céntimos por comida, a los 3,90 euros. Pueden acceder también personas de 60 años con discapacidad reconocida de más del 33%, o en situación de riesgo y necesidad social diagnosticada por los profesionales de los equipos de atención primaria.

Recuperación de la autonomía personal

El servicio consiste en una oferta de comidas que se sirven en diferentes centros de la ciudad, tanto públicos como concertados, destinada a aquellas personas mayores que viven solas o en riesgo de aislamiento social, o a aquellas que viven en viviendas sin condiciones para cocinar.

El objetivo del servicio, sin embargo, va más allá de dotarlos de una buena alimentación. La actividad de la comida se complementa con un trabajo que favorezca la recuperación y el mantenimiento de la autonomía personal y social de la persona mayor, y prevenir los riesgos que supone para esta población vulnerable mantenerse en un espacio de relación con otras personas durante unas horas al día.

El acceso a las Comidas en Compañía se hace a través de los centros de servicios sociales. De hecho, son los profesionales de atención quienes establecen el tiempo de prestación y el precio público que se le cobrará al usuario. El servicio de Comidas en Compañía se ofrece de lunes a viernes no festivos durante once meses al año, excepto en algunos comedores, como los del distrito de Ciutat Vella, que se presta los 365 días del año.

Barcelona ha informatizado la tramitación de los trámites sobre políticas sociales

0 Comentarios